Google PlusFacebookTwitter

Ciencia Ficción (O no)

By on may 7, 2016 in cosas | 0 comments

–Entonces ¿Lo habéis entendido todos bien o tenéis alguna duda? –interpeló el Licenciado Cabrera a la veintena de adolescentes con granos que le miraban, empanadísimos, desde el fondo del aula, cada uno con la vista fija en su terminal táctil.

–Mirad que entra en el digitest de la semana que viene y luego no quiero dramas cuando actualice vuestra evaluación continua y se os bloqueen los terminales de ocio, eh. –La amenaza velada pareció surtir efecto y Andresito, que con sus 14 años más bien aparentaba 16, levantó la mano: –Yo no lo entiendo, Señor Cabrera.

El gran desafío

By on abr 30, 2016 in cosas | 0 comments

Vale, en realidad, el desafío que voy a publicar aquí no es tan grande, más bien un desafío mediano, pero es que si titulo “el desafío regulero” no me lo va a leer ni Dios y, si no me lee nadie, a qué tanto desafío ni media hostia.

En realidad, cuanto más lo pienso, este es un desafío de mierda pero, hey, cada uno desafía como puede y yo ando justito de fuerzas. Hay gente por ahí se desafía a subir el Everest, a comer sólo comida sana, a dejar de fumar o a correr por Peñalara marcha atrás, a la pata coja y descalzo. (Hola, Rubén)

¿Está el estado islámico? Que se ponga.

By on nov 16, 2015 in cosas | 0 comments

– ¿Está el estado islámico? De parte de Francia. Que se ponga, por favor
(…)
– ¿Como que no quiere ponerse? Después de lo que han hecho. Dígale que me parece fatal.
(…)
– Ah, que les disculpemos pero que no tienen nada que decirnos. ¿Y le podía dar usted un recado?

Seamos juguetones

By on mar 9, 2015 in cosas | 0 comments

Es curioso pero casi ningún propietario de perro menciona el juego, cuando se le pregunta por el motivo para compartir su vida con un peludo de cuatro patas. Y, sin embargo, uno de los rasgos que compartimos perros y humanos es que mantenemos el instinto y las ganas de jugar mucho más allá de la infancia. A ambos nos encanta jugar incluso bien entrados en la tercera, la cuarta o la quinta edad y muchos estudios actuales se plantean en qué medida ayudó hace miles de años, cuando aprendimos a convivir perros y humanos. Y, sin embargo, a los humanos adultos nos da un cierto pudor confesar que “jugamos” con nuestras mascotas o, peor aún, que jugamos con otros humanos. Tanto es así que, para evitar emplear el término “juguetón”, alguien tuvo que inventarse el término “jugón” que suena más friqui, menos mainstream y, sobre todo, menos infantil. Yo tengo...

¡Arriba, excursionistas!

By on feb 25, 2014 in cosas | 0 comments

¡Arriba, excursionistas! Se acaba de morir Harold Ramis. Estoy seguro de que le venía fatal morirse hoy pero  raramente puede uno elegir estas cosas. Nos ha dejado el guionista de algunas de las comedias más divertidas de los últimos años: Cazafantasmas, Una terapia peligrosa y, sobre todo, Atrapado en el tiempo. Algunas de ellas, además las dirigió pero hoy vamos a centrarnos en el Ramis guionista, el creador de historias.  Eran comedias de verdad. De las que parten de una premisa que ya es divertida en sí y luego sólo van hacia arriba. En muchos casos, son comedias que parten de una premisa muy complicada de desarrollar, con un segundo acto que haría desistir a más de un guionista curtido. Sin embargo, él podía con eso. Todas ellas eran comedias “redondas”, comedias que cuando terminabas de verlas te apetecía volver a empezar. ¡Arriba, excursionistas! ¡Es la hora de levantarse! He...

Cuéntalo Bien

By on feb 11, 2014 in cosas | 0 comments

Contar una historia es tremendamente difícil. No hablo de escribir guiones, novelas o relatos. Hablo simplemente de conseguir que la persona a la que va dirigida la historia mantenga la atención de principio a fin y no termine suplicándote que, por favor, pongas fin a tu historia lo antes posible. Todos conocemos a gente que cuenta muy bien las historias y nos atrapa desde el minuto uno -incluso aunque su historia trate sobre una cola de supermercado- y gente que nos aburre mortalmente -incluso mientras nos cuenta su paseo espacial, al borde de la muerte, para arreglar el sistema de soporte vital de la Estación Espacial Internacional. Yo hoy voy a hablar del libro que debéis regalar a todos esos plastas, astronautas o no, para que dejen de infligir dolor a su alrededor. No es el objetivo de este blog vender libros -y menos ajenos- pero Cuéntalo bien es el mejor tratado que he leído...