Google PlusFacebookTwitter

Cosas de las que nadie habla: las heces

By on feb 16, 2014 in crohn | 0 comments

Una de las cosas que entiendes al poco de tener la enfermedad de Crohn es que el intestino es un tubo muy largo y muy complicado de observar. Es eso que se llama en teoría de sistemas una “caja tránslucida”: intuimos lo que pasa dentro pero, dado que no podemos observarlo en tiempo real, nos limitamos a inferirlo a partir de lo que entra y lo que sale. Todo el mundo habla de lo que entra. Hay cientos de blogs con con consejos dietéticos sobre lo que debes comer y lo que no. Mi impresión particular es que cada uno va descubriendo con los años qué le sienta bien y qué le sienta mal y que las generalizaciones, salvo que tengan una base científica sólidamente asentada, es mejor evitarlas en enfermedades como ésta. Además, si hay algo complicado de hacer es un estudio clínico sobre hábitos de alimentación en relación a una enfermedad como ésta en la que sus tratamientos, fases de la...

El diagnóstico

By on feb 12, 2014 in crohn | 0 comments

A mi me diagnosticaron la enfermedad cuando tenía sólo 21 añitos, de eso hace ya más de 16. Contrariamente a lo que dice la estadística, a mi la enfermedad me la diagnosticaron metiéndome un tubo muy largo por la boca, después de que mi médico de cabecera  sospechase que podía tener unas úlceras de duodeno (Yo tenía la certeza de que tenía algo roto en algún punto de mi abdomen porque me dolía horrores  justo antes y después de comer y mi médico fue el que convirtió mi certeza –me duele– en una sospecha clínica:  lo de las úlceras y el duodeno) Yo en aquella época dependía de la cobertura santiaria de mi padre y él era funcionario de Muface así que conseguir hora para la endoscopia fue relativamente fácil y la endoscopia… Bueno, ya dedicaré un episodio a los placeres de las endoscopias superior e inferior pero puedo adelantar sin temor a equivocarme que la obsesión que tenemos los...

¿Por qué crónicas Crohn?

By on feb 9, 2014 in crohn |

La blogsfera está llena de enfermos contando sus dolencias y el Crohn no es una excepción. Si tecleamos “Crohn blog” en google la búsqueda nos arroja un montón de resultados tanto en castellano como en inglés. En todos ellos, pacientes, médicos, biólogos y una dependienta de herbolario de Cuenca nos cuentan sus valiosos puntos de vista sobre la enfermedad, sus causas y sus curas. Yo no me veo capaz de hacer todo eso. Si 14 años sufriendo esta enfermedad -a ratos más y a ratos menos- me han enseñado algo, es que cuando crees que la conoces viene y te sorprende con algo completamente nuevo. Y eso supone que, a día de hoy, puedo intuir su funcionamiento en mi organismo pero no me atrevería a explicarle a nadie los detalles de su caso y, mucho menos, aventurarme con las causas de la enfermedad o sus detalles a nivel biológico. Lo que sí sé es que en todos esos blogs hay un montón de cosas...