Google PlusFacebookTwitter

Se busca equipo

By on may 30, 2016 in cosas | 0 comments

Este pasado fin de semana millones de personas se han sentido morir –literalmente– o tocar el cielo en función del resultado de un partido de fútbol. He oído a mis vecinos gritarle al televisor, aullar por las ventanas y todos hemos visto a gente perfectamente normal dar muestras de un comportamiento que, examinado objetivamente, podría ser confundido con histeria colectiva o epilepsia. Y sin embargo, éste no va a ser un post para criticarles, ni para decir que me parece mal toda la energía dedicada al fútbol, no. A mí lo que me da todo esto es mucha envidia. Pero mucha. Porque jamás he conseguido sentirme parte de esas instituciones colectivas que hacen que la gente grite y se exalte. Ni el fútbol, ni el baloncesto, ni el ciclismo me han hecho nunca pegarle un grito al televisor. Pero tampoco unas elecciones han conseguido que me convierta en un ferviente defensor de tales o cuales...

Molestias

By on may 22, 2016 in cosas | 0 comments

“¡Qué coñazo el perro del vecino, todo el día ladrando!” pensó mientras trataba de concentrarse en su periódico dominical. Justo en ese momento, los niños de una terraza empezaron a jugar, a gritar y él sintió como su irritación crecía. “Quizás, después de todo, no había sido tan buena idea venirse a vivir a la periferia, donde todo el mundo parece empeñado en emplear su tiempo libre en hacer ruido, cuánto más, mejor”.

Ciencia Ficción (II)

By on may 16, 2016 in cosas | 0 comments

–No sé cómo puedes escuchar esa basura, hijo mío– espetó Ricardo a su hijo, sin levantar la vista del listado de tuits holográficos de la tarde.

–Déjame en paz, papá. Yo no te digo nada cuando oyes tu música de viejos– respondió el junior.